Por que y Como fuimos hechos Santos

Por que y Como fuimos hechos Santos

Por Pastor Alvaro Segura en Mar 14, 2018 Categories: servicios (70 Visitas)


Por que y Como fuimos hechos Santos.

Colosenses 1:19 Pues a Dios, en toda su plenitud, le agradó vivir en Cristo,

Colosenses 1:20 y por medio de él, Dios reconcilió consigo todas las cosas. Hizo la paz con todo lo que existe en el cielo y en la tierra, por medio de la sangre de Cristo en la cruz. Colosenses 1:21 Eso los incluye a ustedes, que antes estaban lejos de Dios. Eran sus enemigos, separados de él por sus malos pensamientos y acciones; Colosenses 1:22 pero ahora él los reconcilió consigo mediante la muerte de Cristo en su cuerpo físico. Como resultado, los ha trasladado a su propia presencia, y ahora ustedes son santos, libres de culpa y pueden presentarse delante de él sin ninguna falta.

POR QUE FUIMOS HECHOS SANTOS?

La respuesta a esta primera pregunta de por que fuimos hechos Santos no tiene una respuesta lógica ni entendible a ninguna mente humana por brillante que sea.

Pero a la vez la respuesta a esta pregunta es muy sencilla y se responde con una sola palabra: Por GRACIA.

GRACIA es recibir algo sin merecerlo, sin ningún requerimiento, ni condición y nosotros fuimos hechos Santos solo por su Gracia, solo por el beneplácito de la voluntad de Dios, por un acto soberano de su amor y ahora gozamos de una posición y de una condición maravillosas en la santidad de Dios.

Fue por SU GRACIA que Dios escogió hacernos Santos y esto no es por que hubiera algo especial en nosotros, sino por que hay algo especial en Dios por nosotros.

¿CUANDO TUVO LUGAR NUESTRA ELECCION PARA SER SANTOS?

Pablo dice que fuimos elegidos por Dios “antes de la fundación del mundo”. Efesios 1:4 Incluso antes de haber hecho el mundo, Dios nos amó y nos eligió en Cristo para que seamos santos e intachables a sus ojos.

Lo dice también en la 2 carta a 2 Timoteo1:9 Pues Dios nos salvó y nos llamó para vivir una vida santa. No lo hizo porque lo mereciéramos, sino porque ese era su plan desde antes del comienzo del tiempo, para mostrarnos su gracia por medio de Cristo Jesús;

Esto quiere decir que no habíamos nacido y ya éramos Santos, que mientras estuvimos en los caminos del error y del pecado, sin saberlo éramos Santos.

Esto no significa que usted no recogio una cosecha por sus errores y sus pecados, por que la ley de siembra y cosecha opera a pesar de ser santos y sigue operando hoy en dia.

Una vez cumplido el tiempo determinado por la soberanía y la Gracia de Dios, el Espíritu Santo nos hace un llamado eficaz, al que nadie puede resistirse y nos revela por medio de las escrituras el pacto eterno de salvación y que en ese pacto fuimos hechos Santos en Cristo desde la eternidad y hasta la eternidad, y nos revela que el eterno propósito de Dios es que seamos Santos e intachables a sus ojos.

¿COMO FUIMOS ELEGIDOS?

Pablo describe en su respuesta con una palabras claves “EN Él”, es decir, en Cristo. Tal vez la mejor manera de entender esta verdad es meditar en el pacto eterno del que hablan las escrituras.

Las escrituras dan un claro testimonio de que hubo un pacto, o acuerdo en la eternidad entre Dios Padre y Dios Hijo y que la biblia llama el Pacto Eterno.El pacto que Dios Padre acordó con el Dios Hijo es que todos los que por su Gracia fueran escogidos EN EL HIJO, en el CRISTO ETERNO, serian santos aun antes de la fundación del mundo y serian su pueblo amado y santo. Ese fue el pacto que hicieron entre ellos dos.

Este pacto no es eterno solamente por que se hizo desde la eternidad, sino por que estará vigente hasta la eternidad.

Pero se presenta un pequeño contratiempo ya previsto por Dios, pero un gran problema para nosotros y sin que tengamos la mas minima posibilidad de solucionarlo por nosotros mismos.

Y es que cuando Adán y Eva comen de esa comida del árbol de la ciencia del bien y del mal, ellos se convierten en lo mismo que comieron y ellos adquieren una naturaleza pecaminosa que hace parte de ellos y desafortunadamente todos nosotros heredamos esa misma naturaleza por ser ellos los padres de la humanidad.

La tragedia para nosotros tiene dos caras:

  • La primera es que ahora a pesar de que somos santos por haber sido escogidos en Cristo antes de la fundación del mundo, tenemos una naturaleza pecaminosa que hace parte de nosotros y que nos obliga a practicar el pecado como algo natural, es decir, en nosotros vive el pecado y somos esclavos del peado.
  • La segunda es que las personas que hicieron el pacto eterno en el cual estamos incluidos son SANTOS y recuerde que lo santo y lo profano o lo común, no pueden cohabitar, ni siquiera estar 1 segundo juntos, por que no puede haber ninguna comunión entre lo santo y lo común, lo profano, lo pecaminoso.Por eso desde el mismo momento en que el hombre comió de ese fruto, fue destituido de la gloria y de la comunión con Dios, pero el pacto eterno estaba intacto.

Así que para acercarnos a Dios en esa pobre condición que heredamos, se tenia que activar el pacto eterno que hizo el Padre y el Hijo y fue así como en el cumplimiento del tiempo, Dios activo todos los elementos que hacen que un pacto se manifieste y cumpla lo pactado.

Estos elementos son tres: Una promesa, la sangre con un sacrificio y un sello o señal del pacto.

Veamos cada uno de los elementos que Dios proveyó para su pacto eterno con su hijo amado en el cual fuimos hechos santos.

1) Una promesa: Las promesas de este pacto son la redención, la regeneración, la reconciliación, la justificación, el perdón eterno, la santificación, la adopción, la entrega de la herencia eterna para todos los santos.

Asi que para que estas promesas llegaran a manifestarse, primero tenia que hacer valido el titulo de santos que teníamos desde la eternidad, tenia que poder unir a sus santos con su santidad, pero por la condición pecaminosa del ser humano no se podía hacer.

Asi que Dios tenia que limpiarnos y borrarnos todo pecado y para eso paso al segundo elemento.

2) Se tenia que derramar Sangre. Dios estableció que la sangre tenia dos usos principales.

1) Sin sangre derramada no hay remisión / perdon de pecados.

2) La sangre es la que legaliza todo pacto. Asi que para que un pacto tomara validez y legalidad tenia que estar rociado con sangre de un sacrificio.

Hebreos 9: 20 Cuando terminó, dijo: «Esta sangre confirma el pacto que Dios ha hecho con ustedes.» Hebreos 9: 21 Moisés también roció con sangre el santuario y todas las cosas que se usaban en el culto. Hebreos 9: 22La ley dice que la sangre quita el pecado de casi todas las cosas, y que debemos ofrecer sangre a Dios para que nos perdone nuestros pecados.
En este pacto eterno Dios hizo provisión desde la eternidad para que este elemento estuviera en el pacto y hizo provisión con su propio hijo, y llegado el cumplimiento de los tiempos, el Cristo eterno se hizo carne y sangre en el cuerpo de Jesús y fue crucificado para derramar toda su sangre. Hebreos 13: 20 TLA El Dios de paz resucitó a nuestro Señor Jesús, y por medio de la sangre que Jesús derramó al morir, hizo ( ratifico) un pacto eterno con nosotros. Somos el rebaño de Jesús, y él es nuestro gran Pastor. Por eso le pido al Dios de paz que haga que ustedes sean buenos y perfectos en todo, y que Jesucristo los ayude a obedecerlo. ¡Que Jesús reciba la gloria y la honra por siempre! Amén.

Iglesia el que fue crucificado fue Jesús no el Cristo eterno.

Pedro también habla de Cristo como el “cordero sin mancha y sin contaminación, ya destinado desde antes de la fundación del mundo” 1 Pedro 1:18 Pues ustedes saben que Dios pagó un rescate para salvarlos de la vida vacía que heredaron de sus antepasados. No fue pagado con oro ni plata, los cuales pierden su valor, 1 Pedro 1:19 sino que fue con la preciosa sangre de Cristo, el Cordero de Dios, que no tiene pecado ni mancha. 1 Pedro 1:20 Dios lo eligió como el rescate por ustedes mucho antes de que comenzara el mundo, pero ahora en estos últimos días él ha sido revelado por el bien de ustedes.

Apocalipsis 13:8 llama a Cristo el “Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo”.

Estas ilustraciones nos muestran que desde la eternidad Dios ya había provisto la sangre todo para dar cumplimiento a su pacto eterno de hacernos santos y estaba tratando con la única cosa que estaba estorbando su plan eterno , por eso trataba desde la eternidad con el problema del pecado y de los pecadores .

3) El Sello del pacto o la señal.

La señal o el sello sirve de recordatorio del pacto y es la garantía, de que mientras este el sello, el pacto esta en vigencia y se cumplirá tal cual.

2 Corintios 1:21 Tanto a mí como a ustedes, Dios nos mantiene firmemente unidos a Cristo. Él nos eligió 2 Corintios 1:22 y, para mostrar que somos suyos, nos puso una marca: la marca de su Espíritu Santo.

Cuando Jesucristo estaba a punto de morir les dijo a sus discípulos que les convenia que El muriera, por que asi Dios les enviaría a otro, al consolador, al Espiritu Santo, como señal y arras de que El había cumplido el pacto eterno y que a traves del Espiritu lo haría manifiesto en cada uno de sus santos.

Iglesia con la muerte y la resurrección de Cristo se activaron los tres elementos del pacto eterno de hacernos sus santos y por eso tres elementos el pacto eterno ya se cumplio totalmente en Cristo, por lo tanto todas sus promesas ya se cumplieron en cada uno de nosotros, sus santos.

Ya fuimos totalmente redimidos, justificados, regenerados, perdonados, adoptados, santificados por nuestra posición, pero no totalmente por nuestra condición y recibimos toda la herencia.

En la muerte y resurrección de Cristo se legalizo el titulo de santos que teníamos desde la eternidad, se nos dio el pase para entrar en el ámbito de santidad y para santidad en su Reino de luz, y se nos dio el Espíritu Santo para iniciar un proceso de santificación.

Amados fuimos engendrados en nuevas criaturas en CRISTO, tenemos una nueva creación y una nueva naturaleza en EL, fuimos trasladados a un nuevo ámbito, el espiritual, un nuevo hábitat de santidad, donde nos movemos, existimos y vivimos, ya podemos entrar confiadamente a la misma presencia de Dios, por que somos santos, de hecho ,la presencia santa de Dios habita en nosotros por medio de su espíritu Santo.

Así fue como Dios nos hizo Santos, el hablar de esto me reactiva, me repotencia mi amor por Dios, mi agradecimiento, mi compromiso con mi nueva naturaleza de santo y con mi responsabilidad de crecer en santidad y vivir en santidad.

Bendecidos

Pastores Alvaro Y esperanza Segura.


© 2018 Mision Vida. All rights reserved.