Lo Que Nos Dejo El Huracan

Lo Que Nos Dejo El Huracan

Por Pastor Alvaro Segura en Sep 17, 2017 Categories: servicios (155 Visitas)


1 Tesalonicenses 5:18 (CST) Dad gracias en todo momento y circunstancia, porque esto quiere Dios de quienes pertenecen a Cristo Jesús.

Salmos 50:14
¡Ofrece a Dios tu gratitud, cumple tus promesas al *Altísimo!

Salmos 50:23 Quien me ofrece su gratitud, me honra;

Ya lo dijimos por nuestras redes sociales y el día miércoles en nuestro primer servicio de acción de gracias: ”Lo que los meteorólogos llaman un giro inesperado, nosotros lo llamamos un milagro de la misericordia y la fidelidad de Dios.”

No cabe duda que un huracán categoría 4 como el que acaba de pasar tuvo una gran capacidad de destrucción y así lo demostró en las islas británicas, en Cuba y en la florida donde acabo con vidas, ciudades, casas, puentes, agricultura etc. ; pero lo que quiero llamar su atención es que esa capacidad de destrucción pudo haber sido peor si ese ojo hubiera pasado por donde venia inicialmente.

Una tormenta como la que acabamos de vivir siempre produce un antes y un después.

Lo que dejo en común para todos antes de la tormenta es despierto en todas las personas una devoción por Dios, y hubo un gran clamor por el nombre de Dios. Escuche a muchos decir que solo tocaba orar y esperar en Dios.

Y lo que dejo en común después de la tormenta es que hoy todos dan Gracias a Dios, los que no perdieron nada, los que perdieron algo y los que perdieron todo, los que no creen en este milagro y los que creen, los pobres y los ricos, los incrédulos, los demócratas y los republicanos etc.

De esto vamos a hablar hoy, de lo que nos dejo el huracán como enseñanza, como experiencia, no solo en el manejo de la situación, sino en muchas cosas que podemos aplicar a nuestras vidas espirituales, emocionales y familiares.

Hoy voy a analizar con ustedes lo mas importante que a mi manera de ver, nos dejo esta tormenta a todos que se llama GRATITUD. Salmos 50:23 Quien me ofrece su gratitud, me honra;

Y con esto no quiero decir que usted o yo no fuéramos agradecidos antes del huracán, sino que la virtud que yo quiero resaltar y que es una manifestación generalizada y que nos deja esta experiencia, este milagro, es que debemos cultivar y crecer en gratitud.

La gratitud es ese sentimiento de estima y reconocimiento que una persona tiene hacia quien le ha hecho un bien, un favor o prestado un servicio.

Yo creo que la gratitud se puede manifestar en dos niveles.

  • Uno pasivo
  • Uno activo

Todos nosotros cuando recibimos un bien de alguien o un servicio que nos favorece quedamos muy agradecidos, tenemos en el momento un sentimiento y una conciencia de gratitud, pero que con el pasar del tiempo se va olvidando.

De ahí es que vienen personas desagradecidas, que después de recibir un bien, un servicio, un favor ,luego uno les sale a deber, le pagan con malas actitudes, chismes, injurias por que se olvidan lo que hicieron por ellas aunque en su momento fueron agradecidas.

El segundo nivel de la gratitud es el activo y es el que genera no solo una actitud, una conciencia de gratitud, sino que llena nuestro corazón de una gratitud permanente, que no pasa, que no se puede olvidar , que esta viva y como esta viva produce fruto.

Es una gratitud como el huracán, que esta dando vueltas y se alimenta y crece y tiene ráfagas de vientos en nuestra mente, en nuestro corazón acerca del bien que Dios nos ha hecho.

Veamos el fruto de la gratitud activa y verdadera.

La gratitud activa debe producir: CHAT.

  • C: Contentamiento.
  • H: Humildad.
  • A: Aprecio.
  • T: Temor de Dios.

CONTENTAMIENTO: Cuando somos agradecidos reconocemos que lo que tenemos es suficiente, es lo que Dios en su justicia ha decidido darnos y eso debe producir contentamiento.

Hoy debemos estar contentos no solo por lo que tenemos, sino por lo que no perdimos, y si hubieramos perdido, estriamos igual contentos por que Dios en su soberania decidio quitar pero luego va a dar otra vez.

HUMILDAD: Lo que me gusta de la biblia es que ella misma se explica y se define.

La humildad se define y se explica en el sermón del monte en la primera bienaventuranza. Mateo 5:3 Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el Reino de los cielos. “ La humildad es ser pobre en espíritu. Y que es ser pobre en espíritu?

Bienaventurados los pobres:

La palabra pobre empleada aquí, no significa que usted tenga un poquito de algo o no tener demasiado de otra cosa. La palabra pobre es la usada para describir al mendigo que no tiene absolutamente nada, privado de todo, es el que no tiene nada de nada, el que tiene que mendigar todo.

En Espíritu: La persona pobre en espíritu es la persona que reconoce y es consiente que frente a la grandeza de Dios, nada vale, nada sirve, nada lo iguala, nada funciona igual que lo que el ha dicho, que nada de lo que haga en su vida podrá ser optimo para vivirla, enfrentarla o confrontarla , si no es dirigido o guiado o inspirado u ordenado por Dios.

Amados frente a este huracán como el que paso todos llegamos aun punto de humildad por que solo podíamos esperar en la voluntad de Dios, nada podíamos hacer para que ese huracán no pasara sobre nuestras cabezas.

Seamos humildes, crezcamos en humildad, seamos cada día mas pobres en espíritu, rindamos todo lo que somos y no somos ante Dios y esperemos en su amor, en su fidelidad y su Gracia para que Dios siga obrando en cada una de las áreas de nuestra vida.

Sea humilde en su familia, con su esposa(o), hijos, compañeros de trabajo, y sus semejantes.

APRECIO:

La palabra apreciar significa reconocer y estimar el merito de alguien o de algo. Hay un dicho popular que dice que nadie aprecia algo sino hasta cuando lo pierde.

El aprecio en términos de una ecuación yo lo pudiera expresar así:

APRECIO = Dar valor a las cosas + Estar satisfecho + Estar agradecido.

De valor a las cosas: Amados, nosotros debemos estar dando un reconocimiento consciente del valor de todas las cosas buenas que YA TENEMOS hoy.

Este satisfecho con el bien que ya tiene: Lo segundo que tengo que hacer para apreciar, es el sentirme satisfecho con lo que soy, con lo que tengo y con lo que estoy viviendo y el estar satisfecho tiene que ver con sentir la certeza en mi corazón que realmente yo tengo suplida todas mis necesidades básicas aunque no estén cumplidos mis deseos.

Amados abundancia significa que tengamos más que los necesitados. Yo te pregunto: ¿Tienes abundancia? Debes estar satisfecho.

Hermanos cuando yo veo y aprecio las cosas que me rodean, esas mismas cosas me van a hacer el bien y eso me colma de satisfacción y de contentamiento en esas áreas.

TEMOR DE DIOS. Este concepto no esta muy claro en muchos creyentes.

El temor de Dios no es el miedo que podemos sentir al castigo de Dios por que cometiste un error, por que hiciste algo malo o cometiste pecado nooooo; por que este temor provoca ansiedad, opresión, miedo hacia Dios.

Además recuerda que Dios ya descargo todo su enojo y ya aplico un total castigo por tus errores sobre Cristo en la cruz, así que no debemos tener miedo al castigo de Dios.

Para aquellos que ya hemos reconocido a Jesucristo como nuestro Salvador personal, temor de Dios significa reverenciarlo, honrarlo, exaltarlo, adorarlo, obedecerlo y reconocer que solo Él es digno de nuestra entrega, pues es nuestro creador y Juez, nuestro protector y proveedor.

Que usted y yo cultivemos la gratitud y esperemos su fruto en nuestras vidas.

Bendecidos.

Pastores Alvaro y Esperanza Segura.


© 2017 Mision Vida. All rights reserved.