Estaban Segura y Jovenes - En La Tierra

Estaban Segura y Jovenes - En La Tierra

Por en Nov 5, 2017 Categories: servicios (39 Visitas)


Esteban Segura y Jovenes - En La Tierra

Marcos 4 :1-8

El viaje a Nicaragua para ir y construir una casa y regalarla a una familia que vivía en extrema pobreza dejo una gran enseñanza para todos los jóvenes que fueron.

Todos estos jóvenes pensaban que iban a bendecir y a llevar bendición y así fue, pero también fueron muy bendecidos y trajeron una gran enseñanza de este viaje.

El proceso que describe el evangelio de Marcos en el capitulo 4 describe muy bien lo que estos jóvenes fueron a hacer a Nicaragua.

Ellos descubrieron que en esta vida todo es una acción de sembrar y cosechar. Ellos reconocen que en las manos de Dios, ellos son como semillas y donde puedan hacerlo se van a sembrar a través de
sus acciones, de sus actitudes, de sus talentos , de su servicio a los demás. 

Ellos han entendido que han sido llamados a invertirse en los demás.

Pero este proceso se parece mucho al proceso natural de lo que hace un agricultor con su semilla.

1) El agricultor tiene que escoger la tierra buena. En el proceso de siembra y cosecha lo ideal es escoger la tierra precisa para cada semilla. No toda la tierra es buena para toda semilla, se necesitan otras condiciones para que aunque la semilla este en la tierra de su fruto.

En la vida debemos reconocer en donde Dios nos ha sembrado y permanecer allí creyendo que la tierra que Dios escoge para nosotros es la mejor, por que nosotros somos su mejor semilla. Tenemos que reconocer la tierra donde nos vamos a sembrar y estar seguros que es la tierra donde nos puso Dios.

Dios te escogió una familia, una nación, unos amigos, unos hermanos, una iglesia y allí es donde tu debes dar fruto.

Nicaragua y la familia Sanchez que fue la que recibo esta casa, es la tierra que Dios escogió y es en la que en este viaje estos jóvenes se sembraron, ahora deben solo esperar la cosecha.

2) El agricultor debe sembrar la semilla. El agricultor escoge la buena semilla, la prepara y antes de sembrarla debe preparar la tierra. Este trabajo a veces es duro, excavar, limpiar, quitar y dejar lista la tierra toma su tiempo. En la vida se debe trabajar duro para no dejarse de la vida, la vida esta para servirnos a nosotros y para permitirnos sembrarnos en los demás.

Las aflicciones de la vida no son mas que la manera en que Dios nos prepara, nos fortalece para que seamos la mejor semilla y donde quiera que el nos siembre demos fruto en abundancia y fruto que permanece.

Estos jóvenes prepararon la tierra para hacer los cimientos de la casa, prácticamente durante este viaje solo hicieron eso, prepararon la tierra, sacaron las puedras, limpiaron el terreno y dejaron todo listo para levantar paredes.

3) El agricultor debe esperar la cosecha. Algo que es muy difícil es saber esperar. La paciencia es lo que se necesita una vez que la semilla fue plantada. En esos momentos de espera, enterrada la semilla, aunque no lo veas, esta sucediendo el milagro de la vida, la cascara de la semilla se esta ablandando para dar paso al retoño que tiene que salir a superficie.

En la vida todo lo queremos ya y no queremos sujetarnos al orden de Dios, al gobierno de Dios y vivir los procesos de transformación internos que están sucediendo y que dan su fruto.

Estos jóvenes tendran que esperar dos o tres semanas para ver la casa terminada y la familia sanches viviendo en la casa.

4) El agricultor recoge el fruto. Despes de seguir estos pasos, el agricultor solo espera el apreciado fruto con fe. Hay fruto que se demora y hay otro que sale rápido.

De este viaje también se aprendió que siempre hay etapas en todo proyecto y que Dios escoge gente especial para cada etapa. Estos jóvenes hicieron una etapa muy importante y fundamental que fue poner los cimientos. Sin los cimientos nadie podrá ver esa casa terminada, pero ellos poniendo los cimientos no estaran en el momento cuando se termine la casa.

Así le paso a Moises, el saco un pueblo, lo llevo a través del desierto , vio la tierra donde lo llevaba, pero no la piso, no entro.

En la vida lo importante no son los resultados, sino vivir y aprender durante el proceso para obtener los resultados.

Bendecidos.

Pastores Alvaro y Esperanza.


© 2017 Mision Vida. All rights reserved.