En Donde Estas Sentado II

En Donde Estas Sentado II

Por Pastor Alvaro Segura en Sep 24, 2017 Categories: servicios (129 Visitas)


En Donde Estas Senstado II


Lo que costo y lo que paso en la Cruz.

Efesios 2:4 Pero Dios es tan rico en misericordia y nos amó tanto Efesios 2:5 que, a pesar de que estábamos muertos por causa de nuestros pecados, nos dio vida cuando levantó a Cristo de los muertos.

(¡Es solo por la gracia de Dios que ustedes han sido salvados!) Efesios 2:6 Pues nos levantó de los muertos junto con Cristo y nos sentó con él en los lugares celestiales, porque estamos unidos a Cristo Jesús.

Esta serie tiene el objetivo de crear la conciencia de quienes somos realmente, cual es nuestra nueva posición y condición en Cristo.

Por esto estamos analizando juntos donde estamos sentados ahora mismo, con quien estamos sentados, para que fuimos sentados con Cristo y lo que pasa cuando nos paramos de esta silla para sentarnos en la miserable butaca del viejo Adán

Siguiendo con la ilustración de las sillas que utilizamos en la primera enseñanza, hemos dicho que hay solamente dos sillas o dos posiciones gubernamentales en las que todo ser humano puede estar sentado y en las que se puede mover, vivir y existir.

O se esta sentado en la butaca miserable del primer Adán, donde se es GOBERNADO por la naturaleza pecaminosa; y por la ley del pecado y de la muerte; con la respectiva manifestación de las obras de la carne;

O se esta sentado en la silla del segundo Adán donde se es gobernado por la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús, produciendo el fruto del Espíritu y se esta GOBERNANDO por y con la nueva naturaleza en Cristo.

En resumen o usted es gobernado o usted esta gobernando. O usted esta sentado junto al primer Adán o esta sentado junto con el segundo Adán que es Cristo.

Quiero recordar a la iglesia que aunque a ti y a mi no nos haya costado nada el tener asegurada esta nueva silla ,si hubo alguien a quien le costo TODO. Fue a CRISTO.

El derramo su vida y su sangre completamente en la cruz para pagar por nuestras sillas VIP. ALELUYAAAAAA.

Esta nueva silla junto con Cristo costo TODO, como es tan valiosa no tiene precio, el precio es TODO lo que se pueda pagar, el precio era pagar con la misma vida, con SANGRE, y Cristo lo hizo

Quiero que reflexionemos en el sacrificio que costo nuestro puesto VIP para sentarnos junto con Cristo. Filipense 2:5 Tengan la misma actitud que tuvo Cristo Jesús. Filipense 2:6 Aunque era Dios no consideró que el ser igual a Dios fuera algo a lo cual aferrarse. Filipense 2:7 En cambio, renunció a sus privilegios divinos adoptó la humilde posición de un esclavo y nació como un ser humano. Cuando apareció en forma de hombre, Filipense 2:8 se humilló a sí mismo en obediencia a Dios y murió en una cruz como morían los criminales.

Veamos lo que le costo a Cristo:

Como Dios quería pagar por nuestra silla, y la sangre de los animales no era capaz de limpiar definitivamente el pecado, y hacer el pago completo, Dios Hijo tomo un cuerpo humano prestado para derramar sangre y pagar el precio por nuestra silla, Dios Hijo tuvo que tomar la forma de un ser humano. Nació, vivió y murió con un ser humano y no murió como cualquier ser humano, sino como el peor de los criminales siendo totalmente justo.

Hebreos 10:1 El sistema antiguo bajo la ley de Moisés era solo una sombra —un tenue anticipo de las cosas buenas por venir— no las cosas buenas en sí mismas. Bajo aquel sistema se repetían los sacrificios una y otra vez, año tras año, pero nunca pudieron limpiar por completo a quienes venían a adorar. Hebreos 10:2 Si los sacrificios hubieran podido limpiar por completo, entonces habrían dejado de ofrecerlos, porque los adoradores se habrían purificado una sola vez y para siempre, y habrían desaparecido los sentimientos de culpa. Hebreos 10:3 Pero en realidad, esos sacrificios les recordaban sus pecados año tras año. Hebreos 10:4 Pues no es posible que la sangre de los toros y las cabras quite los pecados. Hebreos 10:5 Por eso, cuando Cristo vino al mundo, le dijo a Dios: «No quisiste sacrificios de animales ni ofrendas por el pecado. Pero me has dado un cuerpo para ofrecer. Hebreos 10:6 No te agradaron las ofrendas quemadas ni otras ofrendas por el pecado. Hebreos 10:7 Luego dije:

“Aquí estoy, oh Dios; he venido a hacer tu voluntad como está escrito acerca de mí en las Escrituras”

Entonces Dios Hijo dejo su posición de Dios y su trono y tomo la forma de un hombre, de un siervo. Que cosa mas grande, que nobleza, que amor tan grande de Dios al hacer esto.

El Cristo eterno, el Dios eterno en la persona de Cristo, se humillo a si mismo, no quiso aferrase a su trono y a su posición de Dios y tomo la forma de un siervo llamado Jesús y vino como el cordero de

Dios que quita el pecado del mundo.

Este siervo vivió como cualquier mortal, fue tentado en todo, pero nunca peco, fue obediente en todo y llevo esa obediencia hasta la muerte y muerte como la de un criminal en una cruz, siendo completamente justo e inocente

La cruz no es solamente un instrumento de muerte, la cruz que abrazo Jesucristo tiene el poder de:

1) TIENEN EL PODER DE REDENCION: El termino redención significa “liberado, devuelto mediante el pago de un rescate” En la cruz Cristo compro nuestra libertad de la esclavitud que teníamos en butaca del primer Adán a la que estábamos atados y sin remedio. Este plan de redención fue diseñado por Dios antes de la creación del mundo, pero cuando Cristo abrazo la cruz lo materializo, lo hizo efectivo.

No es la cruz sola la que nos redimió, es el abrazo amoroso y obediente que Cristo le dio a la cruz lo que le da el poder de redención.

2) TIENE EL PODER DE ADOPCION: Para adoptarnos como hijos Dios tuvo que hacer todo un proceso legal por que éramos criaturas de Dios, hijos de ira y desobediencia, rebeldes y con una naturaleza completamente pecaminosa. 

Dios no puede darle el derecho de sentarse en la silla del segundo Adán y dar la potestad de ser hecho un hijo de Dios al que no es adoptado.

Cuando Cristo abrazo la cruz y nos redimió, todos los escogidos desde la eternidad que estábamos en El fuimos automáticamente adoptados, nos dio derechos como de hijos legítimos, nos nombro herederos y coherederos con Cristo Romanos 8:15 Y ustedes no han recibido un espíritu que los esclavice al miedo. En cambio, recibieron el Espíritu de Dios cuando él los adoptó como sus propios hijos.

Ahora lo llamamos «Abba, Padre» Romanos 8:16 Pues su Espíritu se une a nuestro espíritu para confirmar que somos hijos de Dios. Romanos 8:17 Así que como somos sus hijos, también somos sus herederos. De hecho, somos herederos junto con Cristo de la gloria de Dios ( coherederos); pero si vamos a participar de su gloria, también debemos participar de su sufrimiento.

3) TIENE EL PODER DE JUSTIFICACION: Justificación significa que Dios nos declara inocentes debido a que Jesucristo vivió y murió primero por nosotros, es el decreto de inocencia que Dios otorga por los méritos de la vida y la muerte de Cristo.

Amada iglesia hoy quiero recordarte que Jesucristo primero vivió por ti, y vivió justamente cumpliendo las 633 leyes de la tora para ser el único ser humano completamente obediente y justo, pero como sus escogidos estábamos en El, es como si cada uno de nosotros hubiéramos cumplido todas las exigencias de la ley.

Por eso Jesús dijo que el no venia a abolir la ley sino para cumplirla y así ser nuestro substituto en la exigencias de la ley de Dios.

Justificación significa que Dios nos acredita la obediencia y la justicia de Cristo cuando vivió y murió por nosotros los pecadores.

Déjame decirte que cuando Dios nos ve sentados en la silla junto con Cristo, no nos ve a nosotros, sino ve a Cristo y su obediencia en cumplir toda la ley y ve la cruz que abrazo por el pago de nuestra silla.

Por eso Dios nos ve limpios, santos, perfectos en esa silla, nos ve como sus herederos y coherederos con Cristo; por que la biblia dice: ¿Qué comunión hay entre las tinieblas y la luz? Que comunión hay entre la butaca del primer Adán y la silla del segundo Adán?... ninguna.

Amados si costo mucho nuestra nueva posicion en Cristo, así que valoremos donde estamos sentados.

Bendecidos.

Pastores Alvaro y Esperanza Segura.


© 2017 Mision Vida. All rights reserved.